de Homeopatia
Sitio dedicado exclusivamente a la homeopatia. Informacion, tratamientos homeopaticos, medicina natural, plantas medicinales, medicamentos homeopaticos y todo lo que es necesario saber. Has llegado al lugar indicado. Bienvenido a deHomeopatia.com.


Medicamentos Homeopáticos


medicamentos homeopaticos Naturaleza y origen:

Los medicamentos homeopáticos tienen su origen en sustancias puras simples provenientes de los tres reinos, mineral, vegetal y animal. Estas sustancias base son luego sometidas a un doble proceso, de dilución y de dinamización o potentización que convertirá y activará estas sustancias base en medicamentos homeopáticos. Por eso se llaman dosis infinitesimales, por que la dilución es muy alta y aún así y más aún siguen produciendo efecto, que a mayor dilución mas profunda será su acción curativa en el enfermo.



La forma de presentación puede ser en glóbulos o gotas mayormente y en general vienen envasados en frascos color caramelo.
El nombre del medicamento siempre será el nombre genérico de la especie, por lo que es un nombre universal igual en todas partes del mundo, seguido al lado por un número que es el grado de dilución o potencia del medicamento y a la derecha una letra que será X para decimal, C para centesimal y LM para cincuentamilecimal,. , que será la escala utilizada para diluir las sustancias, que luego al dinamizarlas o potentizarlas mediante fuertes sucuciones (golpes al frasco o contenedor), se convertirán en respectivos medicamentos homeopáticos.

Modo de acción:

Principio de acción y reacción:
Decíamos anteriormente que existen dos formas de curar, una a través de los opuestos en la que el medicamento produce el efecto contrario al síntoma (ej. Antiinflamatorio) que es el método de la medicina tradicional y otra que es a través de los similares, en la el medicamento va a favor de síntoma (homeopatía). Claro que al hacer esto el medicamento esta en realidad estimulando la vitalidad celular general de todo el enfermo y no solo limitándose a sofocar el síntoma en particular.
También decíamos que la vitalidad celular se va deteriorando conforme la enfermedad se va prolongando en el tiempo, y la célula trata de acomodarse a un nuevo equilibrio en la que pueda mantenerse más o menos estable, pero sin poder volver al estado anterior de perfecta salud.

Los medicamentos homeopáticos actúan sobre esa fuerza vital celular enferma y debilitada haciéndola reaccionar por si misma a través de un estímulo concreto. Esta reacción parece despertar a esta fuerza vital dormida impulsándola nuevamente a niveles de energía mayores, que eran los anteriores a la actual enfermedad o muy próximos a esto dependiendo del grado de deterioro orgánico del paciente.
Grandes dosis de medicamentos suprimen la reacción vital (ley de los opuestos) y pequeñas dosis estimulan.(ley de los semejantes) Esta reacción vital es suficiente para despertar y desencadenar una reacción automática de autocuración que afectará a todo el organismo ordenándolo en todas sus áreas enfermas y en todos sus niveles. Por otra la dilución infinitesimal del medicamento nos aseguran la ausencia de todos los efectos adversos, secundarios o indeseables derivados dela toxicidad de la sustancia (en estado no diluido).

Ley de curación de HERING:

Una vez despertada la reacción vital celular de autorreparación la naturaleza seguirá sus propias reglas las que por su puesto la homeopatía respeta y aprovecha.
Constantino Hering, médico alemán perteneciente al Ministerio de Salud de su país, fue enviado para desacreditar a la homeopatía, pero en el proceso lejos de ir en contra descubrió, experimentó, y usó medicamentos homeopáticos para tratar sus pacientes escribiendo informes favorables a la homeopatía que la sostenían en sus fundamentos y principios.

Además aporto una última observación que rápidamente se convirtió en un nuevo principio, que en la naturaleza, todos los organismos vivos se curan cuando los síntomas van del centro a la periferia, de la mente a la piel, de lo más profundo a lo más superficial, de arriba hacia abajo.

Cuando se bloquea este proceso curativo oponiéndose a la dirección que manifiesta la energía vital circulando por el organismo, mediante el tratamiento superficial de los síntomas, o por el método de los opuestos en la que las grandes dosis masivas de medicamentos (alopáticos) actúan por sí mismos sin dejar actuar al propio organismo, sucede que los síntomas orgánicos desaparecen, pero no la enfermedad en toda su magnitud, ya que ha sido tratado en un solo aspecto y no globalmente ese enfermo. A esta acción concreta se la llama supresión.
Cuando la supresión se realiza sistemáticamente el enfermo profundiza su afección haciéndola cada vez más incurable y dejando expuestos los órganos vitales a sufrir enfermedades graves.

Fuente: homeounicista
Acerca de Nosotros|Términos y Condiciones Generales|Contacto
©2007 deHomeopatia.Com Condiciones de Uso. Disclaimer. deHomeopatia.Com esta diseñada para educar e informar. Estos consejos e información no deben ser usados como sustituto a atención medica o profesional. Si tiene alguna duda sobre su salud consulte a su medico. Por favor consulte con un médico sobre los efectos que los ejercicios, medicinas naturales, dietas, recetas, consejos y opiniones expresados en esta página Web le ocasionan a su salud física y emocional. deHomeopatia.Com no se responsabiliza por daños causados a las personas debido al caso omiso de esta nota. Algunos derechos reservados. ©2007 deHomeopatia.Com